No Biblia Relacional

Versículo séptimo: Las no monogamias, intersecciones y otros problemas

This page belongs to the LIBRO PRIMERO section

Last update: 08/02/2020

En las no monogamias se da una especie de prejuicio ideológico: “Todo el mundo es de izquierdas hasta que se demuestre lo contrario”. Somos unas comunidades que nacen en los márgenes (o eso nos creemos) y por tanto se sobreentiende que esta identidad va acompañada de otras muchas como son: Ser de izquierdas (como mínimo socialdemócrata) defender la soberanía de los pueblos, ser antirracista, comprensivo con las diversidades funcionales y la salud mental etc.

A veces resulta que algunas de esas afirmaciones puede no darse en un sujeto. ¿Aceptamos de la misma manera a una persona que se dice no monógama pero que cree en Dios? ¿A una persona que vota a la derecha? ¿A alguién que su trabajo va en contra de nuestra perspectiva de vida (Un banquero por ejemplo)? ¿A alguien que se define como Español? ¿Y si discrepamos en nuestra visión ante la prostitución? ¿Y si opinamos diferente en torno al papel de las mujeres en las prácticas de BDSM? ¿Cual es nuestra postura ante una persona que cree en un modelo educativo diferente (Por ejemplo la educación en casa vs la escuela tradicional)? ¿Y si la otra persona ha metido la pata usando el humor negro (Mi caso muchas veces)?.

Se habla mucho de la intersección entre diferentes movimientos de izquierda. Ninguna militancia es más primordial que otra, todo es un ecosistema identitario. ¿Pero cómo se traduce esto en cuanto a las actitudes que tenemos ante aquellas personas que por ideología deberíamos tratar bien pero por sistema de vida casi no conocemos? ¿Deberíamos desear como comunidades que a nuestras reuniones se unan personas de otros orígenes socioculturales, dejar que estas personas tengan sus propias revoluciones o ser un ente participe en la mejora de sus condiciones pero desde las necesidades que estas transmitan? ¿Somos accesibles o somos persecutorios?.

Una vez acudí a una conferencia sobre cómo crear espacios sex positive. En ella se hablaba de cómo el clima grupal era importante y de que todas las personas que conformaban la comunidad tenían una responsabilidad a la hora de cuidar al resto. En el momento de interpelar con preguntas recurrí a mi incomodidad de serie ¿Como hacen para ser inclusivos con colectivos con dificultades? ¿Como mejorar la accesibilidad de espacios sexuales? La respuesta del gurú de aquel evento es que “Ellos no eran servicios sociales”.

No se trata de invitar a las fiestas privadas a las ONG y asociaciones. Parte del activismo debería pensar en cómo sacar fuera de nuestros grupos cerrados todo el conocimiento en torno a las relaciones y a las posibles libertades. Si realmente consideramos el mundo de las no monogamias un espacio de activismo deberíamos reconectar con todas aquellas personas que no forman parte de las comunidades. ¿Dónde queda nuestra responsabilidad ante las nuevas generaciones que se inician en sus primeras relaciones sexo-afectivas? ¿Seguimos perpetuando el secretismo y la mala educación sexual o creamos materiales adecuados a diferentes rangos de edades? Los grupos que están en contra de la libertad sexual hacen su trabajo propagandístico y nosotros nos encargamos únicamente de un proselitismo interno. Todo lo que se reflexiona es universalizable, aplicable a relaciones monógamas de ser necesario. Es hora de crear productos que fomenten la sexualidad abierta y sana. Es hora de crear productos de consumo, productos que gusten aunque sean de baja calidad. Novelas Bestsellers que presenten ejemplos de empoderamiento, relatos que hablen de lo bueno y de lo malo de las no monogamias. Recursos educativos disponibles que hablen de los problemas de prácticas sexuales concretas y de cómo reducir riesgos. Materiales que no traten a las personas como culpables de los problemas que les pueden surgir, si no que den recursos para evitarlos.

Una vez el idealismo nos pudo. Nos centramos en hablar de nuestras comunidades como pequeños islotes de felicidad y olvidamos el mundo que nos rodea. ¿Cuantas charlas de los encuentros se dedican a hablar de nuestro papel en otros espacios? ¿Qué nos pesa más la identidad como personas no monógamas o las otras identidades que nos definen? ¿Como comunidad existen más puntos en común que el hecho de que neguemos la monogamia? ¿De qué hablamos cuando quedamos, de lo muy poco monógamos que somos?

El día del Orgullo se suelen organizar en algunas ciudades “Un bloque no monógamo” para acudir a las manifestaciones y desfiles. Bajo la idea de dar visibilidad al movimiento de las no monogamias…Cada vez que se acerca la fecha, vuelve a salir el debate en torno a la idoneidad de la participación en la manifestación con una pancarta propia. Mi postura en torno a esto es la participación individual y no como colectivo, sin ninguna identificación como agrupación. Si el deseo es hacerse ver como colectivo, la acción lógica es la creación de un puesto de información en aquellos espacios habilitados para las asociaciones, sin tomar la identidad de un evento al que se acude por otro tema diferente. O como hemos dicho anteriormente, dejemos de salir por la tele.

No Biblia Relacional

La guía no definitiva de las relaciones no definitivas

La no biblia es una pequeña guía de cómo no hacer las cosas. Es un recopilatorio de argumentos de rajamiento en torno a las no monogamias poniendo a parir todo aquello que nos hemos encontrado.