No Biblia Relacional

Versículo Tercero: El ser hombre y las no monogamias, los percales del poder

This page belongs to the LIBRO SEGUNDO section

Last update: 08/02/2020

Hace unos años participé en dos talleres en torno a las no monogamias en un encuentro de fin de semana. El primero, propuesto por mi parte, “Masculinidades Kamikazes”, pretendía hablar sobre las actitudes de las personas que nos identificamos como hombres en los espacios públicos (Sobre todo en eventos como ese). En ese taller mixto a uno de los participantes se le ocurrió preguntar directamente a las mujeres que estaban presentes cuál debería ser nuestro camino de acción… La respuesta fue uno de los mejores memes de “Thug Life” que podríamos pensar en nuestras vidas: No se trata de que nosotras os digamos cual es el camino a seguir. Os podemos recordar donde meteis la pata. Os podemos decir cuando os equivocais. Pero en ningún momento debemos volver a haceros el trabajo. Si quereis saber como os comportais con nosotras, no tenemos problemas en deciroslo. Pero el trabajo de mejora es vuestro, no nos hagáis cargar otra vez con el doble esfuerzo.

El “doble esfuerzo” es un término muy amplio pero en muchos casos se refiere a la necesidad de que una parte de la pareja sea la encargada de llevar las dos partes del trabajo emocional. No se trata únicamente de ser responsable de la elaboración de los procesos de sí misma, si no que, ha de decodificar lo que siente su pareja y ayudarla en todo su proceso de entendimiento. Se habla poco del cansancio emocional que recae muchas veces en una única parte de la pareja y que en la mayor parte de las parejas heterosexuales es en el lado femenino.

El otro taller al que acudí se llamaba “Terror anal”. Se trataba de un taller no mixto en torno a las relaciones de los hombres con sus propios anos. He de decir que el planteamiento general era bueno, pero que se generó una especie de extraña competición en torno a quien tenía una relación más precoz o más curiosa con su ano. Salían en conversación los objetos más curiosos que las personas asistentes habían usado para estimularse. Pero no salía un tema que para mi es fundamental: El problema no es nuestra relación con nuestro ano, el problema es la relación de los demás con él. La homofobia interiorizada y los límites que nos ponemos a la hora de compartir espacios con otras personas de nuestro mismo género. Y como la homofobia interiorizada aunque exista una postura ideológica LGTBI o en algunos casos prácticas y sexualidades no heterosexuales siguen presentes.

Como el papel de la crianza y la escolarización siguen presentes a día de hoy, hay un resquicio en muchos de nosotros de cierta homofobia relacional. ¿Cómo nos comportamos en intimidad con otros hombres? ¿Establecemos relaciones íntimas o nos quedamos en la superficie? ¿Existe una diferencia relacional entre la generalización de nuestras intimidades con personas declaradas como hombres y personas declaradas como mujeres?¿Cómo nos comportamos en situaciones de violencia? ¿Cuando tenemos una discusión con otra persona, como es el tono de la misma? ¿Cómo nos gestionamos ante un simple juego?.

No Biblia Relacional

La guía no definitiva de las relaciones no definitivas

La no biblia es una pequeña guía de cómo no hacer las cosas. Es un recopilatorio de argumentos de rajamiento en torno a las no monogamias poniendo a parir todo aquello que nos hemos encontrado.